Archivo de la etiqueta: Crisis económica

Hay que vivir, amigo mío…

Apaga la televisión y la radio, cierra el periódico. No hables con nadie del miedo andante que te rodea a diario. Quieren atemorizarte, desean que no pienses en nada más. Pero puedes imaginar que la vida es más que eso y recordar cómo era todo. No sólo cómo sucedían las cosas antes de la crisis -que lleva más tiempo con nosotros del que creemos, cuando acabó con nuestros valores- sino mucho atrás, cuando tenías ilusiones, cuando no todo era pensar en falsas necesidades que te han ido metiendo en la cabeza día tras día a través de los folletos del buzón, de los anuncios, de la maldita caja tonta que, a fin de cuentas, ha demostrado ser más lista que nosotros.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Espejo de virtudes

Pero acuérdate de quiénes nos gobiernan cuando estén hablando de crisis

Las uvas de la ira (The grapes of wrath, 1940) Dirigida por John Ford, 2 oscars:

¿Quieres saber lo que pasó?

– Eso es lo que te he preguntado.

– Bueno, lo que pasó… lo que me pasó a mí… Un día llegó un hombre:

– Tienes que reconocerlo. En una tierra así, tan seca, el sistema de arriendo no funciona. Apenas se puede sacar ganancia. Un solo hombre y un tractor puede cultivar diez o doce de estas fincas. Le pagáis un jornal y os quedáis con la cosecha.

– Sí, pero no podemos distraer ni un centavo de lo que tenemos ahora. Nuestros hijos no comen lo suficiente, y están tan andrajosos que nos daría vergüenza ver a los hijos de otros bien vestidos.

– Yo no puedo hacer nada. Sólo cumplo órdenes. Me mandaron a deciros que estais desahuciados.

– ¿Quiere decir que me echan de mi tierra?

– No hay porqué ponerse así. No hay porqué enfadarse conmigo. Yo no tengo la culpa.

– ¿Pues quién la tiene?.

– Ya sabes que el dueño de la tierra es la compañía Shawneeland.

– ¿Y quién es la compañía Shawneeland?.

– No es nadie, es una compañía.

– Pero tienen un presidente, tendrán alguien que sepa para qué sirve un rifle, ¿verdad?

– Pero hijo, ellos no tienen la culpa, el banco les dice lo que tienen que hacer.

– Muy bien, ¿dónde está el banco?.

– En Tulsa, pero no vas a resolver nada; allí sólo está el apoderado y el pobre solo trata de cumplir las órdenes de Nueva York

– ¿Entonces a quién matamos?

– La verdad, no lo sé, si lo supiera te lo diría: yo no sé quién es el culpable.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo El mundo futuro (que ya tenemos por aquí), El país miserable

Deudocracia (Debtocracy)

Se trata de un documental que explica la historia de la deuda griega y señala las responsabilidades de su clase política. Se trata de una película comprometida que ha suscitado un gran debate, realizado por los periodistas Katerina Kitidi y Ari Hatzistefanou sobre la crisis del país heleno. Rodado con su dinero personal y las donaciones de algunos amigos, se ha difundido gratuitamente en el sitio web debtocracy.gr. En sus primeros de diez días lo visionaron cerca de 600.000 visitantes. Cada día, tanto partidarios como adversarios del documental intercambian opiniones en Facebook, Twitter o en la blogosfera.

Los principales actores de este reportaje (donde participan alrededor de 200 personalidades) suscriben una demanda para que se establezca un comité de auditoría internacional, cuyo fin sería determinar los motivos de la generación de la deuda soberana y condenar a sus responsables. En este caso, Grecia tendría derecho a negarse a reembolsar su “deuda injustificada”, es decir, la deuda constituida por actos de corrupción contra el interés de la sociedad.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo El país miserable, No se te ocurra perdértelo

También es culpa nuestra por habérselo permitido y continuar consintiéndolo

by Forges.

Deja un comentario

Archivado bajo El país miserable

Cómo acabar de una vez por todas con la cultura

Escucha música mientras lees
Pastora – La cultura 3:56 min.

OESIN-ESPANA-WEB-AGUIRRE-DONACIONESRecientemente, a finales de abril pasado, nos desayunamos con la decisión de la Presidenta de la Comunidad de Madrid de darle el finiquito a la Consejería de Cultura, Deporte y Turismo de su región. La razón, según ella, es que estamos en tiempos de crisis económica y hay que ajustarse el cinturón. Por ello, nada mejor que cortar por lo sano eliminando lo que tiene gastos superfluos que, miren Vds. por dónde, viene a ser la Cultura.

Ante la reclamación de la representación de IU en la cámara parlamentaria regional (ya sabemos que la cultura es cosa de rojeras y gente de mal vivir), Aguirre se ha justificado recientemente argumentando que, lejos de una desaparición se trata de un “ascenso”, por cuanto dichas áreas (que dicho sea de paso, jamás he entendido qué demonios tendrá que ver la cultura con el deporte, por más que siempre los pongan juntos) pasan a depender de la Vicepresidencia. Ya colegirán Vds. que bastante trabajo tiene ya Ignacio González, titular de esa alta responsabilidad, para encima estarle dedicando horas y personal a esa culturita que le han endosado.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo El país miserable, Partidos políticos