Archivo de la etiqueta: Asesinatos

Cruz de navajas para Iván

Escucha música mientras lees
George Delerue – Theme de Camille 2:32 min.

IvánIván estaba en el sitio incorrecto en el momento equivocado. Le costó la vida. Según dicen, cuatro escorias utilizaron su cabeza como balón de fútbol porque les pareció poco lo mucho que Iván les había ofrecido para lo que ellos merecen.

Iván era universitario. Estudiaba en Humanidades y era hijo de un profesor de Biología en nuestra Universidad. Dicen que también era hijo único. Lo fuera o no, todos sabemos que no hay reparación ni posibilidad de calma para sus padres y todos cuantos le querían.

Mañana habrá, a las 12:00 hrs. un minuto de silencio en su memoria en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria donde estudiaba. ¿Y luego qué?. Ya su padre ha hablado que buscará un castigo ejemplarizante para los culpables.

Sabemos que hay demasiada basura humana en nuestras calles y que, como tengas la mala fortuna, tu o los tuyos, de caer en sus manos presínate, porque nadie acudirá en tu ayuda. Como a Iván, que por mucha gente que haya a tu alrededor nadie moverá un dedo por tí, no sea que alcancen también. El temor se ha apoderado de nosotros incapaces ya hasta de defendernos porque somos conscientes de que quien se toma la justicia por su mano abriéndole la cabeza a un delicuente -aunque sea en defensa propia- primero va a la cárcel (como si él o ella también lo fuera) y luego ya veremos.

Hemos sin embargo empezado a ver cambios que endurecen -aún no todo lo suficiente- la legislación. Primero fue con los terroristas, ahora también con los maltratadores y la violencia de género. Muy bien. Pero a ver cuándo se darán cuenta de que la vida humana vale exactamente lo mismo independientemente de que quien acaba con ella sea un terrorista, un maltratador o la basura callejera que acaba con un casi adolescente a base de patadas en la cabeza. Criminales y asesinos son sólo eso y como tal deben ser tratados. Da igual si tienen móviles políticos, sexuales, de dominación o simplemente disfrutan con la violencia. Deben ser tratados en base a derecho pero siempre con el máximo rigor. Y aún así seguirán ganando siempre, aunque -como esperamos- los encerremos y tiremos la llave. Porque ellos seguirán con vida, pero sus víctimas no podrán retornar jamás de aquel sitio oscuro a donde sus ejecutores les enviaron.

4 comentarios

Archivado bajo El país miserable