Una pistola o una palabra amable

Escucha música mientras lees: Lalo Schifrin – Tango (1998)

Parece que en este mundo hay tan sólo cuatro tipos de países : el primer mundo, el tercer mundo, aquellos que sin tener nada lo tienen todo -como Japón- y aquellos otros que teniéndolo todo, no tienen nada, como Argentina.

Hasta la fecha y sin visos de cambio, el caudillismo ha sido la forma de gobierno preferida (tal vez por no saber practicar otra) de aquel país. Los caprichos del líder de turno, llámese Juan Domingo Perón, Evita, Menem o la actual Cristina Fernández de Kirchner, han sido la forma corriente de dirigir el país, donde la corrupción institucionalizada es pauta común.

Ahora este Estado está muy presente en nuestros informativos por la confiscación decretada por el gobierno bonaerense de Repsol YPF, compañía española que en su momento asumió la privatización de la explotación de los hidrocarburos locales decretada por Carlos Menem.

Algunos ven aqui ínfulas neocolonialistas en cualquier reacción que pueda dársele por parte de España, renunciando por tanto alegremente a lo que en su momento se pagó al gobierno argentino por dicha concesión. Otros, como los bien intencionados psocialistas, creen que con buenas palabras se va resolver el asunto ante una política de hechos consumados tipo mequedocontodoporquelodigoyo del gobierno de Cristina Fernández. Pero sabemos, porque la historia no demuestra lo contrario en estos casos, que toda acción tiene -o debe tener- una reacción. Dicho de otro modo, si las agresiones salen gratis, el siguiente paso será más atrevido y letal que al anterior y por tanto más perjudicial para quien lo padece.

Hablemos claro: Repsol ya no es lo que fue antes de la era Aznar. En su momento, el gobierno pepero decretó su privatización. Desde entonces, la otrora empresa pública española de hidrocarburos fue dando los pasos para convertirse en otra multinacional más -atenta únicamente a lo dictado por su consejo de administración y junta de accionistas-, como ya lo es hoy Cepsa, siguiendo los pasos de Texaco, Chevron, BP (otrora British Petroleum y hoy British Pollution) y tantas otras. Pese a ello, lo que antes era una cuestión directa, ahora lo es en diferido: los capitales públicos españoles que engrosaban a Repsol, han pasado a ser intereses privados pero estratégicos por parte de España y, en cualquier caso, cuestión de prestigio internacional. De hacerse valer, vaya.

Argentina puede presumir de tener gran parte de lo más destacado de la intelectualidad hispanoamericana. No podría imaginarme mi fabulario personal, entre otro muchos, sin Bioy Casares, Juan José Campanella, Ernesto Sábato, Walter Vidarte o el enorme Borges.

Precisamente este último decía décadas atrás lo siguiente:

Más grave que la falta de imaginación es la falta de sentido moral. Un americano, imbuido de tradición protestante, se preguntará en primer término si la acción que le proponen es justa; un argentino, si es lucrativa. Se da, también, una suerte de picardía desinteresada; ante un reglamento, nuestro hombre se pone a conjeturar de qué manera podría burlarlo.

Nota sobre los argentinos, 23 de octubre de 1968

Hoy, por desgracia, no parece que nada haya cambiado en la forma de ejercer el poder al sur del Río de la Plata. De conseguir un beneficio real con  el apropiamiento de la multinacional petrolífera, este no irá a parar desde luego al pueblo llano de Argentina.

Por cierto, ¿saben cómo se llama el yacimiento de hidrocarburos más ansiado por el matrimonio Kirchner y explotado hasta ahora por Repsol YPF?: Vaca muerta. Toda una metáfora para entender la debacle de un país que llegó a ser la cuarta potencia económica mundial, con inmensas cabañas ganaderas y donde hoy los niños mueren de hambre.

Deja un comentario

Archivado bajo El país miserable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s